domingo, abril 10, 2005

Stephen Hawking en Gijón



Siguen pasando cosas raras.

Es domingo... jueves, viernes y sábado han vuelto a ser bastante hardcore y a la una todavía en la cama. Me llaman para decirme que Stephen Hawking está en la playa (el miercolés dará una charla en la universidad). Asi que la cosa es ponerse algo por encima, pillar cámara y pa allá cagando cerillas.

Había gente, pero no tanta... de hecho, como se ve en la foto, estuve a escasos metros. Y posteriormente, aún más cerca. Es cierto que Hawking no es persona de política ni nada, pero uno a veces se imagina que estas celebridades irán protegidas considerablemente. Pues no. En absoluto. Uno de los cerebros vivos más influyentes de este siglo en ciencia no lleva ningún tipo de protección mientras que algún que otro lerdo mueve a efectivos como para montar una mini-guerra.

Ciertamente da un cierto "coraje" (respeto, impresión) el verle tan chungo ahí en su silla de ruedas. Es un contraste alucinante el saber que estás frente a el científico vivo más conocido del momento (y de los más importantes, claro) y a la vez constatar que su estado físico es considerablemente lamentable. Pero en fin, que mejor demostración de humanidad.

En fin, otro checkpoint más a la agenda de sucesos freak de la última temporada.

1 Comments:

Anonymous Glou said...

jajaja puto powr eres un freak :*

11:00 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home