domingo, julio 03, 2005

Erasmus: unos p'aquí, otros p'allá


Amanece, 7am


Esto va dedicado, in memoriam, a toda la peña Erasmus que se movió por Gijón esta primera mitad del 2005. Sois unos putos cracks y pienso ir a daros la vara cuando el curso que viene me dedique a mover el culo por Europa.
Sobre todo al Ssssshtephan. Tío, ich weiß nicht ob du diese Dummheiten lesen wird, aber viele Gruße von Gijón (noch hier... aber nur für eine Woche): wir treffen uns wieder wirklich bald in Rostok Alter!
And Collin, DUUUUUUDE. I dunno if you know I usually write nonsenses here, but anyway I already advised you too, you haven't got rid of me yet HAHA. Duuude we''ll drop by NothinJAM soon, for some "fiestas del fin" of whatever, revisited. Fuck yeah.
Y como no, esa Mai (¿se escribe así?) que a ti te escribo en Madrileñés. Tú aunque ejjjtés por aquí todavía, nojjjj vemojjjj por København de fijo, que nooooo?

Uf, de todos, el mas chungo el Madrileñés, si es que... a todo el resto de la gente, que quedan muchos sin saludar, deciros que he pasado unos meses de puta madre 69 con vosotros. No me hace más que estar todavía más convencido de lo DPM69 que es viajar, y de cómo es siempre la gente la que marca la diferencia, no el sitio.

Cambiando de tercio. Como decia en el sobrazo alemán, me queda más bien poco por Gijón, donde he pasado el 90% de la vida: el período más largo que he estado fuera fueron los dos años que viví en Vegadeo, en la frontera entre Asturias y Galicia. Di tú que eso fue a los 9 y 10 años, así que «pal caso patates». Obviando eso, el periplo canadiense (I y II de momento) de dos meses durante este último verano ha sido el máximo tiempo que he estado fuera (y además, lo más lejos) .
Pues bien, en una semana nos embarcamos en un movidón-subidón. Primero unos trapis en un sitio con maquinas tochas en donde en la cafetería los menús se llaman «protón» y «neutrón». Las batallitas de rigor donde corresponden, sin detrimento de que de la brasa por aquí cuando cuadre. Allí nos marcamos dos meses de buen rollo, tras lo cual, flis flas, nos plantamos en la tierra de los vikingos, que si de verdad llevaban cuernos sería por otra razones diferentes a las del casco, que parece ser que eso es tan sólo un topicazo. Bien, allí un añito perpetrando el último año de carrera y luego si suena la flauta (muy alto tendrá que sonar), otro más p'al Proyecto. Queda la cosa en aprox. un año como mínimo o dos como máximo en condiciones «de legalidad» jaja, que en realidad uno nunca sabe... brindo por eso.

Para decir la verdad, me parece que todavía ni yo mi creo la movida que acabo de describir. Pero ya está ahí. No me lo creeré hasta que baje del avión y diga...

« Hostia, pues era verdad. ¡Qué subidón!»