lunes, mayo 29, 2006

...y mientras tanto pero mucho mas tarde...

Faltan apenas cinco días para irme de Dinamarca. De una vez por todas. Será por haberme creado expectativas demasiado elevadas, será. En cualquier caso, todavía no estoy como para comentar mucho, aún me falta la perspectiva de la distancia, en el tiempo y en el espacio.

En esta ocasión vamos a aprovechar la intimidad que otorga el que esto no lo lea ya ni San DiosTM.

Y más de lo mismo pasa con el balance de este año (curso académico) en general. No sé muy bien por dónde cogerlo. Siempre me sentí en cierto modo orgulloso de no haber tenido apenas adolescencia, ya que esos (malditos) años pasaron sin dejarme mucha huella. Quizás con la ligera excepción de mi primer año de carrera, tres cuartos de lo mismo para la entrada en la "juventud" o como quiera que se llamen los 18. Será por esa cosa mía de llevar la contraria por sistema, será. Casi desde que tengo uso de (sin)razón me he sentido un tanto paria respecto a quienes tenían mi misma edad, por unas razones o por otras. Unas veces "por arriba" y otras "por abajo". Para mucho demasiado niño y para otras demasiado viejo. No resulta demasiado agradable no encajar con ninguna edad cuando esto sucede demasiado a menudo constantemente. ¡Qué dramón! Tampoco es eso señora, que todo tiene sus ventajas. ¿Qué edad es buena para descubrir que efectivamente uno está loco de remate, como con acierto se venía sospechando? Ni la menor idea. Pero es toda una putada tener que lidiar con toda esa adolescencia y dieciochoañería cuando uno ya tiene la cabeza con mucha más fuerza para reventarsela a placer. Alegoría (innecesaria) al efecto: a más amueblada la cabeza, más leña para alimentar el incendio como un día salte la chispa. Innecesaria en virtud del manido adagio de la bendición venida de la ignorancia. ¿Saben lo que les digo? Que a la mierda. Que bienvenida sea la locura, mejor si más entendida. La ignorancia pa' quien la quiera, que yo ya tengo bastante con la que me viene de serie. Dando paso a la pedanteria de una cita del calibre de Nietzsche en "Así habló Zaratustra",
¡Es preciso que sea más prudente!
Que sea astuto en lo profundo de mi corazón,
como mi serpiente.
Pero pido un imposible:
ruego a mi orgullo que se acompañe siempre de mi prudencia.
Y si algún día me abandona mi prudencia, ay,
gusta de echar a volar;
¡que pueda al menos mi orgullo volar con mi locura!

De la realización de entender que a uno le falta un tornillo según los patrones de sus semejantes viene un gozo que tiene un poco de morboso y un bastante de egolatría. Qué le vamos a hacer. Dividido como he estado prácticamente siempre, cada vez me voy dando más cuenta, entre extremos irreconciliables encuentro lo que me hace ciertamente feliz, que siempre lo ha hecho en todo: estar en sitios poco frecuentados. En la depresión ante un futuro que a corto plazo se presenta brillate, o en el éxtasis cuando a veces razono que es una suerte no vivir para siempre. ¿Cómo se come eso? Con más contradicciones: el miedo al fracaso cuando todo es éxito y la actitud fatalista de prepararse para lo que asusta como si se tratase de algo deseado.

No es que ser una antagonía andante me haga feliz per se. Pero le prometo que sale a cuenta esto de haberle visto los bigotes a lo más negro que lleva uno por dentro. Que incluso eso juega un papel en lo que uno es, y eso tan socrático de conocerse a uno mismo no me consta que llevase letra pequeña alguna.

He acabado escribiendo de algo totalmente diferente a lo que pretendía. El caso es que resulto ser alguien enamorado del mundo que además lo odia profundamente. La gente me confunde y con frecuencia me enerva pero me encanta intentar meterme en la cabeza de todo el mundo, y no dejo de maravillarme con nosotros mismos. La vida y su sentido es una constante de mis "enmimismamientos" y su posible carencia de sentido me da más fuerza de la que me quita. No entiendo prácticamente nada de lo que ocurre a diario a mi alrededor y aspiro a entender lo que sucede en los cielos.
"que no pienso dejar na de na pa los gusanos"

Chin pom.

1 Comments:

Blogger Lorenia said...

loco de remate. definitivamente.

3:49 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home